Diario La Razón 23 de marzo de 1976


Siete días de diciembre, treinta y uno de enero, veintinueve de febrero y veintitrés días de marzo suman los tres meses que han transcurrido desde que el Teniente General Videla pronunciara desde el frente de operaciones de Tucumán junto a las fuerzas bajo su mando en nochebuena su trascendente alocución. Al cumplirse hoy los noventa días de esa dramática apelación, que algunos parecieron no haber tomado en consideración en su debida dimensión y profundidad, hay que recordar ante las circunstancias críticas del presente, algunas de las expresiones de Videla: "El ejército con el justo derecho que le concede la cuota de sangre derramada por sus hijos, héroes y mártires, reclama con angustia pero también con fiirmeza una inmediata toma de conciencia para definir posiciones. La inmoralidad y la corrupción deben ser adecuadamente sancionadas. La especulación política, económica e ideológica deben dejar de ser medios utilizados por grupos de aventureros para lograr sus fines". El país se pregunta a tres meses de aquellas severas palabras ¿qué debería decir el teniente general Videla si hablara hoy? Una fuente responsable responde: "Ahora nada, todo está dicho".

Editorial de la edición nocturna del diario La Razón del día 23 de marzo de 1976, titulado "Es inminente el final, todo está dicho". Esa noche fue derrocado el gobierno de Isabel Martínez de Perón y empezó la noche más oscura de la historia argentina.

Leave a Reply