Variantes del Español.

PALABRAS QUE NO SIGNIFICAN LO MISMO EN TODOS LADOS

¡Pata! puede significar dos cosas: pierna de los animales o hembra del pato. Pero además, en Cuba y Perú un pato o una pata es un amigo o amiga: «Oye, pata, vamos al cine».

Chucha es un vulgarismo para aludir a la hembra del perro, aunque en algunos países de América del Sur tiene un significado completamente diferente: mal olor de las axilas; además, en Chile, «está en la chucha» quiere decir que está lejos.

Chucho es un perro en algunos países, pero en otros es la cárcel o un obispo. También alguien que tiene chucho es que tiene celos y, en Argentina, «hace chucho» es que hace frío.

El chivo es el macho de la cabra. En Argentina y Uruguay "olor a chivo" es mal olor en las axilas. En Cuba y Guatemala chivo significa chuleta, el papelito que se saca a escondidas en los exámenes y que sirve de «ayuda» (machete en Argentina, polla en Ecuador). En Venezuela el término chivo se asocia a negocio ilícito/fraude, bicicleta, juego de dados, proxeneta u hombre de prestigio. 

Una polla es una gallina nueva; en España también significa pene; en México una bebida que debiera probarse de visita en el país; en Chile una puesta colectiva y en toda Latinoamérica es una apuesta. 

Las conchas se encuentran en la playa. En Argentina, Chile, Perú y Uruguay, concha es la parte externa del aparato genital femenino.

La plata es un metal, pero en Latinoamérica significa también dinero por las monedas de este mineral. 

Un tarro es un tipo de recipiente y la cabeza de una persona. En Argentina y Uruguay tener tarro es tener suerte y en Cuba es un cuerno de un animal.

Pijo en España es una persona con gustos de una clase social acomodada; sin embargo, en Murcia, pijo es una interjección y estar alguien a la pija en Guatemala es estar borracho. 

Pana, la tela, es una fruta en Puerto Rico y un amigo en Ecuador, Puerto Rico y Venezuela.

Amante es la persona con la que se engaña a la pareja/cónyuge. En Aragón (España) es un vocativo (especialmente entre la gente mayor).

Coger, es agarrar/tomar en España y tener sexo en Latinoamérica. Cogerlo suave en Panamá y Puerto Rico quiere decir tomárselo con calma.

Si aprendiste español en España seguro que la palabra frijol te suena raro. Suele significar judías, pero en México, los frijoles son la comida. Buscarse los frijoles puede significar buscarse las habichuelas, ganarse la vida. 

¡Qué bonitos los capullos de la primavera! Igual no tanto, porque capullo en España puede ser también un insulto. 

Si has estado alguna vez en España habrás oído «me voy a fumar un pitillo», porque pitillo allí significa cigarrillo, pero no lo digas en México, porque estarás diciendo que te vas a fumar un pene, ni tampoco lo digas en Venezuela, porque dirás que te vas a fumar el cilindro de plástico con el que se beben algunas bebidas. Ese cilindro en Bolivia y España es una pajita, que también en España y otros países es masturbación. Masturbación en México es chaqueta, que a su vez en todos los países hispanoparlantes es la prenda de vestir.

Cachucha es en Colombia una gorra, pero en Argentina es una vagina.

Un mamado es un borracho en España, Argentina, Bolivia, Nicaragua, Paraguay y Uruguay. En Colombia es alguien que está cansado y en México es un despropósito.

Gallego es en España, natural de Galicia. Sin embargo, en algunos países de Latinoamérica refiere a todos los españoles. En Costa Rica un gallego es un tonto o una libélula y en El Salvador, un tartamudo. 



Leave a Reply