Terror en la noche de París.


La orden fue clara: los espacios turísticos más convocantes de Francia debían ser cerrados al público para evitar más tragedias: el Museo del Louvre, Disneyland y la Torre Eiffel cerraron sus puertas.

Tres días después de esa petición y tras haber sido reabierta, la Torre Eiffel volvió a cerrar al público debido a la organización de su nuevo dispositivo de seguridad y de las medidas de vigilancia internas, según un comunicado de SETE, la empresa que gestiona el monumento.


La Torre Eiffel queda resguadada por un importante dispositivo de seguridad con el agregado de la Prefectura de Policía y el plan antiterrorista Vigipirate.

Los siete atentados simultáneos que tuvieron lugar en París el 13 de noviembre (2015) dejaron un saldo de 132 muertos y más de 180 heridos. Así se viven estas noches en París [vídeo].

Leave a Reply