La muerte de Camus.


Albert Camus murió el 4 de enero de 1960 en la carretera de Borgoña, cerca de La Chapelle Champigny, rumbo a París. Su amigo y editor Michel Gallimard conducía a gran velocidad su Facel Vega en una recta sin obstáculos y el neumático reventó. 

Camus iba a la derecha del conductor. «El encontronazo con un árbol fue tan violento que el vehículo se partió en tres pedazos, y Camus fue a parar a los asientos posteriores. La muerte del famoso escritor fue instantánea», contaba el corresponsal de ABC en París, Federico García-Requena, en una crónica titulada «La muerte, imprevista y absurda, de Albert Camus».


El coche quedó tan destrozado que se tardó mucho tiempo en extraer el cadáver del escritor de entre los restos del coche. Gallimard, en cambio, fue trasladado grave al hospital y su esposa y su hija sufrieron tan sólo contusiones.


Camus tenía 47 años y hacía tres que había recibido el premio Nobel de literatura (1957). En la víspera, antes de salir hacia París, había escrito una carta a la actriz María Casares: "Ya no tengo más razones para privarme de tu risa y de nuestras noches, de mi patria".