Felipe López Aranguren: Control, opinión pública y capitalismo.


Licenciado en sociología, Universidad Complutense de Madrid 1973. Idiomas: catalán, francés, italiano e inglés.1974-1982. Profesor de la Escuela de Sociología de Barcelona.1984-1988. Gestión de las bibliotecas “Bertrand Russell para la Paz” y “Olof Palme de cooperación y desarrollo” en el Centro de Investigación para la Paz de Madrid galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos.1989-1991. Asesor de la serie “Utopía” producida por RTVE.1992-1996. Director del programa “Cultural Canarias" del Ministerio de Cultura.1996-1997-1998 Organizador de las Jornadas sobre Patrimonio Cultural en Guadalupe, sobre racismo y xenofobia en el distrito de Sant Andreu y sobre Patrimonio Cultural en Barcelona. 1999-2012. Realización de proyectos culturales para la Comunidad Europea.

Rothschild: "El mundo vive el mayor experimento de política monetaria de la historia."


Tasas de interés bajas, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa forman parte del mayor experimento financiero de la historia, afirma el jefe del fondo de inversión RIT Capital Partners Jacob Rothschild. Sus consecuencias son aún desconocidas, advierte.

"En los seis meses analizados, los bancos centrales han continuado con lo que sin duda es el mayor experimento de la política monetaria en la historia mundial", escribe Rothschild en el informe financiero semestral de la empresa.

A juicio del multimillonario, "estamos en aguas desconocidas", y es imposible predecir las consecuencias de la combinación de tasas de interés muy bajas, con un 30% de la deuda pública mundial con rendimientos negativos y la flexibilización cuantitativa a una escala masiva.


Asimismo, el banquero señala que esta política ha dado lugar a un rápido crecimiento de los mercados de valores –las acciones estadounidenses han crecido tres veces desde 2008– con una inversión cada vez mayor y una volatilidad que se mantiene baja.

Sin embargo, aunque casi todas las inversiones se han visto impulsadas por esta "creciente ola monetaria", el sector real de la economía "sigue estando anémico, con una demanda débil y deflación en muchas partes del mundo desarrollado", constata Rothschild.

El multimillonario advierte también de que muchos riesgos presentes en 2015 siguen siendo relevantes para la economía global, mientras que la situación geopolítica se deteriora.

Entre esos riesgos Rothschild incluye el voto del Reino Unido por abandonar la Unión Europea, las elecciones presidenciales en EE.UU. y la desaceleración del crecimiento económico chino. Otro riesgo es el terrorismo global, que, según Rothschild, es una consecuencia de la continuación del conflicto en Oriente Medio.

Según un informe de Bank of America Merrill Lynch publicado en junio, las tasas de interés en los países desarrollados y, en concreto, en EE.UU. (un 0,5%) se encuentran ahora en el nivel más bajo en 5.000 años. En su batalla contra la deflación, países como Suecia, Suiza o Japón incluso han recurrido a tipos directores negativos.


Otro problema son los rendimientos negativos de la deuda pública. En junio, el bono alemán a 10 años cayó por debajo del 0% por primera vez en la historia. La compañía de inversión Janus Capital estimó que los rendimientos globales son ahora los más bajos en 500 años, con un total de 10 billones de dólares en bonos negativos. "Esto es una supernova que explotará un día", aseveró entonces el reconocido inversor Bill Gross.

Paremia.


El vocablo paremia proviene del griego clásico: παροιμία, cuyo significado sigue siendo en griego moderno el de refrán o proverbio, que ya tenía en la Antigüedad.

Etimológicamente, según el lexicógrafo griego Giorgos Babiniotis (1998), está conformada por παρά + οἴμη [= junto a/durante + el canto/poema/recitado]; es decir, era algo que integraba el canto, parte de su letra, del poema cantado o recitado. Dicho sentido no está lejos del significado que tenían las palabras refrain (Fr.) y refranh (Prov.) en el Medioevo, es decir la «parte del poema que se repite en cada estrofa de las formas fijas (rondeau, virelai,ballade, chant royal, etc.). 

Normalmente, el refrain no figura en las formas del grand chant courtois, sino en el registro popular. A veces, el refrain cambia en cada estrofa, y parece retomar canciones populares preexistentes, al estilo de la jarcha mozárabe» (Glosario, «refranh»). Dicha definición corresponde a la palabra estribillo en castellano.

Una paremia es una unidad fraseológica (UF) constituida por un enunciado breve y sentencioso, que corresponde a una oración simple o compuesta, que se ha fijado en el habla y que forma parte del acervo socio-cultural de una comunidad hablante.

El término paremia se va imponiendo entre los investigadores de lengua española desde la década de los 80 del siglo XX (2), y es usado como archilexema (Sevilla, 1988: 231) o hiperónimo (Corpas, 1996: 135) de las unidades lingüísticas que componen el universo paremiológico, el cual engloba los términos: proverbio, refrán, máxima, sentencia, frase proverbial, adagio, dialogismo, apotegma, así como un extensísimo etcétera.

Réquiem por el Sueño Americano.


"Requiem for the Amercan Dream", es un análisis de la relación entre el poder y el individuo bajo las reglas de la democracia realizado por Noam Chomsky.

Aquí el documental completo con audio doblado por la cadena RT en Español. La cadena emitió el documental cortando algunas partes para que encajara con su programación. Estas partes se completaron con el audio original +subtítulos. Activar subtítulos.

La muerte de Camus.


Albert Camus murió el 4 de enero de 1960 en la carretera de Borgoña, cerca de La Chapelle Champigny, rumbo a París. Su amigo y editor Michel Gallimard conducía a gran velocidad su Facel Vega en una recta sin obstáculos y el neumático reventó. 

Camus iba a la derecha del conductor. «El encontronazo con un árbol fue tan violento que el vehículo se partió en tres pedazos, y Camus fue a parar a los asientos posteriores. La muerte del famoso escritor fue instantánea», contaba el corresponsal de ABC en París, Federico García-Requena, en una crónica titulada «La muerte, imprevista y absurda, de Albert Camus».


El coche quedó tan destrozado que se tardó mucho tiempo en extraer el cadáver del escritor de entre los restos del coche. Gallimard, en cambio, fue trasladado grave al hospital y su esposa y su hija sufrieron tan sólo contusiones.


Camus tenía 47 años y hacía tres que había recibido el premio Nobel de literatura (1957). En la víspera, antes de salir hacia París, había escrito una carta a la actriz María Casares: "Ya no tengo más razones para privarme de tu risa y de nuestras noches, de mi patria".