Subastan las cenizas de Truman Capote.


Truman Capote murió en 1984 en la casa de su amiga Joanne Carson en Los Angeles (Estados Unidos), tenía 59 años. Ella se quedó con sus papeles y objetos personales; incluso con la mitad de las cenizas de él mismo. La otra mitad del escritor quedó en posesión de su compañero, Jack Dunphy. La parte de cenizas de Carson fue robada y recuperada dos veces y ahora, una vez muerta la dueña de casa (08.05.2015), salió a subasta (24.09.2016). Guardadas en una caja de talla japonesa y junto a fotos, libros, ropa y frascos de pastillas, las cenizas de Capote fueron subastadas en la casa Darren Julien por un valor de 45.000 dólares.

Crisis del orden colonial en América Latina (s.XIX)


Al morir en el 1700 el rey Carlos II se extinguió la dinastía de la Casa de Austria (porque no dejó descendencia) en España. A raíz de esto, la corona quedó a cargo de un nieto de Luis XIV de Francia, llamado Felipe de Anjou, que pasó a llamarse Felipe V (1700-1746). Este nuevo monarca era heredero de la dinastía borbónica, de la casa real francesa.

Este cambio implicó una transformación y centralización de las actividades administrativas. Se intentó controlar más directamente a las autoridades regionales y para ello se crearon nuevos cargos, como los intendentes y subdelegados. Estos cambios hechos en España, se hicieron sentir en todos los territorios dependientes de la Corona, desde México hasta Chile.

Además, durante su gobierno aplicó una nueva política comercial (en España y en sus colonias), que junto con la fiscal, estaban orientadas a lograr una administración más eficaz y mayores beneficios económicos para España.

Las nuevas leyes económicas aplicadas por el estado español recibieron el nombre de reformas borbónicas, las cuales consistieron principalmente en eliminar el sistema comercial de flotas y galeones remplazándolo por el de los Navíos de Registro. A partir de 1720, cualquier armador podía embarcar mercaderías hacia las colonias, pagando un derecho en el puerto de Cádiz y obteniendo la autorización de la Casa de Contratación.

Los navíos de registro hicieron más expedito el comercio entre España y América. Los precios de las mercaderías bajaron, aumentando el consumo, lo que provocó un flujo muy alto de metales preciosos desde América a Europa.

Las reformas continuaron. En 1765, bajo el gobierno del rey Carlos III, el más destacado gobernante de la Casa de Borbón, se autorizó la salida de barcos hacia América, desde varios puertos españoles, rompiéndose con esta medida el monopolio que habían tenido, primero Sevilla y luego Cádiz.

En 1778, el rey Carlos III decretó el libre comercio en sus dominios territoriales. El establecimiento de esta medida tuvo por objetivo fortalecer y mejorar las relaciones de intercambio comercial con las colonias, ya que las antiguas medidas económicas, no habían tenido resultados positivos para el gobierno español.

Como consecuencia de esta nueva política económica, se habilitaron otros puertos españoles para el intercambio comercial con las colonias americanas, lo que aumentó, casi diez veces, la llegada de embarcaciones mercantiles a América.

Las nuevas facilidades otorgadas al comercio significaron para América la llegada de gran cantidad de artículos que, hasta entonces, habían sido casi imposibles de obtener y comprar. La oferta creció considerablemente mientras la demanda, progresivamente disminuyó, provocando la saturación del mercado.

En el caso de Chile, a los puertos de Valparaíso y Concepción les fue permitido mandar buques directamente a puertos españoles.

Aparte de estas reformas económicas, Carlos III también hizo cambios de carácter político, los cuales repercutieron en la organización administrativa y en el control de las nuevas autoridades. En lo que se refiere a los gobernadores, llamados también capitanes generales en las regiones de mayor belicosidad indígena, se estableció un sistema de promociones para designar a aquellos funcionarios que habían hecho su carrera administrativa en América y, por ello, podían conocer mejor las necesidades de los diferentes territorios.

En 1776 se dictó la Instrucción de Regentes, que creó en la Real Audiencia este cargo. Dicho puesto debía ser servido por un letrado, al cual le correspondía en adelante presidir con voz y voto el tribunal, instituyendo asimismo un fiscal de crimen. El papel del gobernador quedó por tanto reducido a un mero rol simbólico de presidente de la Audiencia.

También bajo el reinado de Carlos III, esta reforma implicó que los gobernadores coloniales fuesen substituidos por intendentes-gobernadores, sometidos en parte a la autoridad del virrey y a la del intendente general. Este nuevo sistema contribuyó a un mejor ordenamiento de las funciones de los antiguos gobernadores, pero también desplazó a los criollos de los puestos directivos más importantes, los que fueron reemplazados por funcionarios peninsulares (españoles).

Una etimología de Galicia.


Galicia deriva del topónimo «Gallaecia», nombre dado por los romanos a la provincia que ocupaba el extremo NorOeste de la península durante el Imperio Romano. El término procede de los celtas, que se habían asentado en la Península Ibérica entre el 2300 y el 1800 a. C. y, después, a partir del siglo IV a. C. La denominación de los clanes celtas situados en torno a la actual Oporto era «kallaikoi». Allí fue concentrándose una gran cantidad de población por la privilegiada zona de paso fluvial y marítimo. Pero como el nombre de aquella Oporto era «Cale», el término de «kallaikoi» derivó en el de «caleci» o «gallaeci», según el escritor latino del siglo I, Plinio el Viejo. Y de ahí pasaría en época romana a los topónimos de «Calecia» o «Gallaecia» (Galicia), al norte, y «Porto Cale» (Portugal), al sur.

Felipe López Aranguren: Control, opinión pública y capitalismo.


Licenciado en sociología, Universidad Complutense de Madrid 1973. Idiomas: catalán, francés, italiano e inglés.1974-1982. Profesor de la Escuela de Sociología de Barcelona.1984-1988. Gestión de las bibliotecas “Bertrand Russell para la Paz” y “Olof Palme de cooperación y desarrollo” en el Centro de Investigación para la Paz de Madrid galardonado con el Premio Nacional de Derechos Humanos.1989-1991. Asesor de la serie “Utopía” producida por RTVE.1992-1996. Director del programa “Cultural Canarias" del Ministerio de Cultura.1996-1997-1998 Organizador de las Jornadas sobre Patrimonio Cultural en Guadalupe, sobre racismo y xenofobia en el distrito de Sant Andreu y sobre Patrimonio Cultural en Barcelona. 1999-2012. Realización de proyectos culturales para la Comunidad Europea.

Rothschild: "El mundo vive el mayor experimento de política monetaria de la historia."


Tasas de interés bajas, rendimientos negativos de la deuda pública y flexibilización cuantitativa forman parte del mayor experimento financiero de la historia, afirma el jefe del fondo de inversión RIT Capital Partners Jacob Rothschild. Sus consecuencias son aún desconocidas, advierte.

"En los seis meses analizados, los bancos centrales han continuado con lo que sin duda es el mayor experimento de la política monetaria en la historia mundial", escribe Rothschild en el informe financiero semestral de la empresa.

A juicio del multimillonario, "estamos en aguas desconocidas", y es imposible predecir las consecuencias de la combinación de tasas de interés muy bajas, con un 30% de la deuda pública mundial con rendimientos negativos y la flexibilización cuantitativa a una escala masiva.


Asimismo, el banquero señala que esta política ha dado lugar a un rápido crecimiento de los mercados de valores –las acciones estadounidenses han crecido tres veces desde 2008– con una inversión cada vez mayor y una volatilidad que se mantiene baja.

Sin embargo, aunque casi todas las inversiones se han visto impulsadas por esta "creciente ola monetaria", el sector real de la economía "sigue estando anémico, con una demanda débil y deflación en muchas partes del mundo desarrollado", constata Rothschild.

El multimillonario advierte también de que muchos riesgos presentes en 2015 siguen siendo relevantes para la economía global, mientras que la situación geopolítica se deteriora.

Entre esos riesgos Rothschild incluye el voto del Reino Unido por abandonar la Unión Europea, las elecciones presidenciales en EE.UU. y la desaceleración del crecimiento económico chino. Otro riesgo es el terrorismo global, que, según Rothschild, es una consecuencia de la continuación del conflicto en Oriente Medio.

Según un informe de Bank of America Merrill Lynch publicado en junio, las tasas de interés en los países desarrollados y, en concreto, en EE.UU. (un 0,5%) se encuentran ahora en el nivel más bajo en 5.000 años. En su batalla contra la deflación, países como Suecia, Suiza o Japón incluso han recurrido a tipos directores negativos.


Otro problema son los rendimientos negativos de la deuda pública. En junio, el bono alemán a 10 años cayó por debajo del 0% por primera vez en la historia. La compañía de inversión Janus Capital estimó que los rendimientos globales son ahora los más bajos en 500 años, con un total de 10 billones de dólares en bonos negativos. "Esto es una supernova que explotará un día", aseveró entonces el reconocido inversor Bill Gross.

Paremia.


El vocablo paremia proviene del griego clásico: παροιμία, cuyo significado sigue siendo en griego moderno el de refrán o proverbio, que ya tenía en la Antigüedad.

Etimológicamente, según el lexicógrafo griego Giorgos Babiniotis (1998), está conformada por παρά + οἴμη [= junto a/durante + el canto/poema/recitado]; es decir, era algo que integraba el canto, parte de su letra, del poema cantado o recitado. Dicho sentido no está lejos del significado que tenían las palabras refrain (Fr.) y refranh (Prov.) en el Medioevo, es decir la «parte del poema que se repite en cada estrofa de las formas fijas (rondeau, virelai,ballade, chant royal, etc.). 

Normalmente, el refrain no figura en las formas del grand chant courtois, sino en el registro popular. A veces, el refrain cambia en cada estrofa, y parece retomar canciones populares preexistentes, al estilo de la jarcha mozárabe» (Glosario, «refranh»). Dicha definición corresponde a la palabra estribillo en castellano.

Una paremia es una unidad fraseológica (UF) constituida por un enunciado breve y sentencioso, que corresponde a una oración simple o compuesta, que se ha fijado en el habla y que forma parte del acervo socio-cultural de una comunidad hablante.

El término paremia se va imponiendo entre los investigadores de lengua española desde la década de los 80 del siglo XX (2), y es usado como archilexema (Sevilla, 1988: 231) o hiperónimo (Corpas, 1996: 135) de las unidades lingüísticas que componen el universo paremiológico, el cual engloba los términos: proverbio, refrán, máxima, sentencia, frase proverbial, adagio, dialogismo, apotegma, así como un extensísimo etcétera.